En El Flea Market Barcelona promovemos diferentes maneras de consumo que se resumen en tres palabras: reusar, reutilizar, reciclar. Dentro de estos tres verbos y del mundo de los mercados callejeros existen estilos diversos y motivaciones muy variadas para consumir de esta manera. No es lo mismo segunda mano, antigüedad, retro, o la tan (muchas veces mal) usadísima palabra, vintage.  

A nosotras nos gusta todo y todo nos parece bien, pero hoy queremos hablar del famosísimo estilo vintage. ¿Qué es y de dónde sale esta palabra? Pues del mundo del vino nada más y nada menos, ya que los franceses (este es el idioma origen de la palabra) dedicados a este mundillo la utilizaban para catalogar un vino que destacaba por su calidad y que se revalorizaba con el paso del tiempo.

Poco a poco el término se extendió hasta servir para calificar cualquier producto antiguo de calidad, y de ahí tal y como lo conocemos hoy en día: objeto o prenda de ropa de otra época (no más de 100 años, si no ya es antigüedad) especial, única y, normalmente (aunque no siempre), hecha con unos estándares de calidad altos.

Los psicólogos y sociólogos dicen que consumimos vintage para diferenciarnos del resto y para tener referentes en tiempos de incertidumbre: los hippys y otros movimientos contracultura empezaron a consumir vintage para escandalizar a la clase media (sus padres) , colectivos marginalizados lo consumían por necesidad económica y por tener espacios seguros donde relacionarse, gente más convencional simplemente por nostalgia y necesidad de ser original…Y hoy en día, además de todo eso, lo hacemos por ética y ecologismo. Desde El Flea Market Barcelona nos encanta contribuir a todas estas motivaciones con nuestros mercados y a que todas tengan su espacio.  ¡Seguimos!