¿Cómo os va la vida amigas sostenibles?

Sabéis que nos encanta el buen rollo y hablar de las maravillas de nuestro mercado pero hoy tenemos ganas de ser un poco más críticas y directas. A muchas nos encanta tener ropa nueva e ir súper guapas  y con estilazo cada día…El problema es: ¿a qué precio? Por eso hoy directamente, traemos algunos datos importantes que nos hagan reflexionar sobre por qué no debemos comprar AHÍ. ¿Y dónde es ahí? Todas lo sabemos: cualquier tienda o marca fast-fashion que crea, ojo, entre seis y ocho temporadas al año.

Vamos con los datos que siempre son lo importante:

  1. Actualmente estamos comprando un 60% más de ropa que a principios de siglo del siglo XX, según Greenpeace…¿Realmente hace falta?
  2. Según la Conferencia de la ONU sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), confeccionar unos vaqueros requiere unos 7.500 litros de agua, el equivalente a la cantidad que bebe una persona promedio en siete años.
  3. Según la Agencia de Medio Ambiente de la ONU, la producción y distribución mundial de ropa y calzado genera el 8% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero
  4. Según la ONU, cada segundo se entierra o quema una cantidad de ropa equivalente a un camión de basura.
  5. -Greenpeace calcula que si cada persona estirara la vida útil de sus prendas de uno a dos años, las emisiones contaminantes se reducirían un 24%.

Estos datos dan miedo y son reales. Obviamente no todo está en nuestras manos pero con nuestras acciones diarias podemos cambiar una pequeña parte y mover la conciencia colectiva hacia un lugar más sano para el planeta…

Y tú, ¿crees que es posible dejar de comprar fast-fashion? ¿Cuáles crees que son las dificultades para hacerlo?

¡Nos vemos en los mercados!