¿Entras en un market de segunda mano y te sientes como un pingüino en un garaje? ¿No sabes por dónde empezar a mirar? ¿Te cansas antes de empezar a buscar? Esto de encontrar tesoros y gangas es un arte. Y aquí te dejamos diez consejos para que cada vez que vengas a El Flea o al Fleadonia, saques el máximo provecho.

VEN CON UN PLAN EN MENTE: Rebuscar entre pilas de ropa a veces puede resultar desesperante. Por eso, para optimizar tu búsqueda en los mercados de segunda mano, ven siempre con una idea en mente. ¿Qué quieres una cazadora? Ponte las gafas en búsqueda de eso y solo eso. ¡No te dejes eclipsar por todo lo demás! Compra solo lo que necesites, recuerda que aunque sea segunda mano, el truco está en no malgastar.

EL BUDGET/PRESUPUESTO: Antes de salir de casa, piensa en el dinero que te quieres gastar en lo que quieres. Calcula cuál es el precio máximo que estás dispuesto a pagar por la prenda que estás buscando. Así te ahorrarás sustos y dilemas, ya que si encuentras eso que estás buscando por un precio superior sabrás que no es para ti. Lo sentimos, no estáis destinados.

TRAE CASH: Evita situaciones en las que te mueres por comprar una cosa peeero, fíjate por donde no tienes suelto para comprarla justo ahora. Y claro, tienes que irte al banco, caminar cinco minutos, volver… ¡y quién te asegura que la prenda seguirá ahí! Recuerda siempre llevar cash contigo.

AMB UNA VEGADA NO N’HI HA PROU: Comprar segunda mano es un arte… ¡y a veces un deporte! No esperes encontrar siempre los mejores tesoros y las gangas más estupendas la primera vez que vayas a un mercado de pulgas. Los markets de segunda mano no son ZARA (¡por suerte!), hay veces que buscarás te irás con las manos vacías. Para ser un auténtico experto en segunda mano, ¡hay que visitar muchos mercados!

MIRA LAS ETIQUETAS: Nunca está de más mirar bien las etiquetas de las prendas que encuentres. Siempre te puedes hacer una idea del precio original de la prenda y de la calidad de ésta, para ver si realmente estás comprando una ganga o simplemente te están revendiendo algo de baja calidad. ¡Ojo! ¡Encontrar tesoros no es fácil!

QUE NO TE DE PALO PROBARTE COSAS: A veces ponerte a probar ropa en medio del mercado puede parecer engorroso y da pereza. Pasa de la pereza. Pregúntale al comerciante si puedes llevarte la prenda a un sitio tranquilo donde puedas ver si es tu talla.

MIRA DOS VECES: Fíjate que la prenda que te interesa esté en buen estado. A veces puede ser que tenga algún descosido o una tara. Si la tara no es importante, puedes pedir descuento al comerciante. Si no… avisa al comerciante para que sepa que esa prenda tiene un desperfecto y sigue buscando.

REGATEA: Una de las cosas más divertidas que tiene esto de comprar segunda mano es el regateo. Hay veces que el comerciante no bajará el precio pero tantea el terreno e intenta llegar a un acuerdo. Recuerda también que siempre que compres más de un objeto en un stand, el paradista puede hacerte descuento siempre que esté abierto a ello. La línea entre regatear y molestar al comerciante es fina y es un arte, ¡Ves con cuidado!

SI NO TE FLIPA, NO LO COMPRES: Esto es una norma general para la vida en general. Si no te flipa, no lo compres. Si ves que no te queda bien, te queda un poco grande, un poco estrecho, un poco largo… Cuando llegues a casa te seguirá quedando grande, estrecho o largo. Piensa dos veces antes de comprar, el kit de la cuestión es reducir, no comprar compulsivamente. Adquiere solo aquellas prendas que realmente vayas a usar.

TRAE TU BOLSA: Trae tu bolsa de tela al mercado, no dejes que los paradistas te den bolsa de plástico. Muchos de ellos ya no tienen y siempre es un engorro tener que llevar tus compras en la mano. Recuerda que siempre deberías llevar una totebag pequeñita y plegable en el bolso o bolsillo. ¡Fleaconsejo de la abuela!

¿Todo interiorizado? ¿Con ganas de ir en búsqueda de gangas y tesoros? Estáte atenta a nuestras redes sociales y nuestra web, allá te avisaremos de todos los próximos mercados. Ah, bueno, y como siempre nos encontrarás el primer domingo de mes en Plaça Salvador Seguí y el segundo domingo de mes en Drassanes.

#Sempresegonamà