¿Te consideras un Fleaexperto? ¿Un buscador de gangas profesional? ¿El Rey/Reina de los mercadillos? Aquí te dejamos tres consejos para que perfecciones tus técnicas de búsqueda y la próxima vez que vengas a El Flea puedas decir con orgullo “Sí, ¡conseguí una ganga!”.

  • Ven a primera o a última hora: Madrugar tiene premio y quedarse en casa con la resaca y llegar a última hora también. A primera hora encontrarás LOS TESOROS. Sí, esa lámpara vintage que sabes que no va a durar ni media hora una vez haya abierto el mercado, un vinilo perdido entre una enorme caja que es una joyita y sólo te va a costar 3€. A última hora encontrarás las GANGAS. Muchas personas al final del mercado donarán la ropa que sobre a Roba Amiga, así que antes de donarla, si se pueden sacar un euro, mejor que mejor. Cuando cierra el mercado es el momento de ir a por el regateo. 
  • Investiga en redes: Muchos de los paradistas que vienen a El Flea tienen web y redes sociales. En éstas cuelgan fotos de las prendas que van a estar vendiendo durante el día de mercado. Estate atento sus redes y si ves que hay una camiseta molona, unos tejanos ultra rebajados o un objeto vintage que va a quedar estupendamente en tu comedor… ¡corre! 
  • Elige bien la parada en la que rebuscas: En las paradas pequeñas se esconden grandes tesoros. El ojo siempre se nos va a todos aquellos stands que tienen más mercancía, más objetos, más colores. Pero las paradas más simples normalmente tienen tesoros escondidos que no encontramos porque simplemente, no nos paramos a mirarlas bien.

Ahora que ya sabes todos los secretos… ¡A conseguir gangas!